Llega el momento de reemprender la travesía hacia Covadonga, tras la fatiga  de la anterior etapa  con las subidas al Curviellu  y a Alto La Cruz, que por cierto hay tramos que cada día están peor en cuanto a firmes y señalización, ante los cuales el Ayuntamiento de Villaviciosa y el de Gijón, deberían hacer algo al respecto; pero mientras esto llega,  paciencia para ir superando los problemas y los desniveles, y las demás circunstancias con buen talante #POSITIVE FOREVER#

Esta etapa hay que pensar bien la logistica , de donde quedarnos a dormir y a cenar . pues la zona dependiendo de la época suele llenarse, en veranos de turistas y luego en otoño y primavera de romeros a Covadonga, por  tanto, habrá que ver como resolver el tema, algunos al llegar a Dueñas, lo dejan y cogen el ALSA o el FEVE, o en taxi  y se van a Arriondas, para al dia siguiente regresar al punto de partida del abandono, es una solución que no debemos perder de vista.

Tras el descanso en la acogedora  villa de Maliayo, capital sidrera donde las haya, aconsejo una buena cena  en  Sidrería Bedriñana, y un desayuno que se puede hacerse,  bien en la surtida Panadería confitería Viena, o en la Confitería Casa Vicente, para de este modo  poder afrontar otra etapa más,  la cual  diversos colectivos y caminantes  llevan más acá, o más allá,  según el tema de los alojamientos, que la verdad no son muchos en la zona, y eso  condiciona un poco  el final de la etapa, que en este caso sitúo en el entorno de Llames de Parres.

Villaviciosa- LLames de Parres. 33 km. y 898 mts. desnivel ascenso acumulado y 863 mts. descenso acumulado.

De Villaviciosa, se parte siguiendo las marcas del Camino de Santiago, las cuales nos llevarán sin problemas a través del viejo casco histórico, calle del Agua hacia el barrio de las Corominas, para poder de este modo enlazar con el pueblo de Amandi, cruzando para ello el parque de la Alameda

 

Les Colomines y parque de la Alameda

El parque de la Alameda, nos deja ante la posibilidad de seguir por el puente sobre el río siguiendo las marcas de Santiago, pero en nuestro caso seguimos rectos  hasta darnos y cruzar la carretera  AS-255 a la altura del lavadero y la fuente de los Caños de Amandi, para seguir o bien por la acera pegados a la carretera, viendo estupendas casonas y quintas, o bien continuar a la  par de la plaza del lavadero  para tomar una calle que va cogiendo altura, a la vez que se va metiendo por entre el poblamiento  hasta concluir ante el impresionante templo de San Juan de Amandi.

Zona de Amandi

San Juan de Amandi. 1400 mts. 37 mts de altt.

San Juan de Amandi, es un templo con una cargada historia que se se nos muestra  en la propia portada del edificio, y  al cual el investigador  José Antonio  Samaniego,  le dedicó un libro interesante: Lectura hermética de San Juan de Amandi Ed. Cubera, pero igual nos tenemos que conformar con la síntesis que hizo el periodista  Eduardo García para el diario La Nueva España.

Bien merece una visita, pues el emplazamiento de dicho templo situado en el caserío de Algara, de estilo románico tardío que fue construida sobre otro en tiempos de Ordoño I (821-866), y como tal b fue entregado al poderoso Monasterio de Valdediós, pasando luego a depender para siempre del Obispado ovetense; sufriendo dicho templo a lo largo de su vida varias reformas lo cual podemos apreciar en la visita.

De San Juan de Amandi, se sale tomando la gran cuesta  que nace frente al templo, y por la cual se baja hasta la carretera AS-255, a cuyo pie se vira a la izquierda para ir un tramo por la acera  llegando a la rotonda  frente a la Residencia de Mayores, en cuyo punto se cruza la carretera para tomar la calle que entra hacia el barrio de la ermita, y cuyo arranque  pasa por delante del bar  La Regatina.

Para estos menesteres siempre recomiendo la pagina del buen amigo Xurde Morán con cientos de datos sobre las casonas e industrias, y otros tipo de establecimientos que hubo  de la zona, de ello nos dará en cumplida información dicho estudioso.

Encrucijada Ermita de San Juan. 2 km. 10 mts. Altt.

Llegados ante la recoleta Capilla de San Juan de Amandi, el Camino de Santiago por el cual  hemos venido, ahora los abandonamos ya que se va por la derecha, nuestro acontecer caminero se va por la izquierda pasando por delante de la fuente que  hay en la trasera de la ermita de San Juan, y seguimos dirección a la  Ferrería, se deja el ramal que entra hacia el ALbergue de la Ferrería, y se sigue por el carril adelante que nos deja ante la AS-255, a través de  la cual en un delicado tránsito por una acera lateral se llega primero a la altura del desvío de Poreño, que se deja atrás para ganar el lugar de Valbucar donde se emplaza el panel informativo del Camín de Covadonga, en los aledaños de la finca La Vega y su portada a modo de  castillo medieval.

  

Valbucar

Antes de la portalada de la Vega, se toma un camino que hay al otro lado de la carretera y que sube en fuerte repecho, aunque muy corto, luego el camino se abre paso en forma de trinchera entre el farallón del camino y el muro de la finca Quinta la Vega que se bordea. Se pasa por detrás de la casa de la finca, para bajar un poco hacia un camino pedregoso de lajas resbalosas que la riega de Valbucar inunda cada día.

Camino de Valbucar

Entronque carretil Villaverde  3,6 km. 39 mts. altt.

Hay que tener cierto cuidado, pues es un tramo muy resbaloso, las lajas de  piedra están muy resbaladizas, tras este  tramo se desemboca en un carretil asfaltado, por el cual se sigue de frente, pasando por delante de una aislada casería,   y un poco más adelante encontraremos  la Casa Rural de la Quinta de  Villaverde, se pasa por delante de su puerta, para seguir carretera que apenas si tiene tráfico  emprendiendo una fuerte subida una vez hayamos cruzado el arroyo de la Puente.

Ante esta finca, se abre el famoso sendero de Los Molinos del Profundu que también se puede tomar como referencia de un trazado paralelo que nos llevará hasta Buslad, pero es más complejo de realizar  y nos llevará un tiempo más, aunque es recorrido bonito y espectacular.

Desvío de Cayado. 4,7 km. 82 mts. altt

Tras subir el gran repecho por carretera, el Camín de Covadonga entra en un camino de tierra, cuyo desvío suele estar bien marcado, seguiremos en descenso  con vistas sobre los contornos de Villaverde y Fuentes . Se sobrepasa una casería aislada y se sigue por el camino  principal, que va cogiendo altura , en un momento dado el trazado hace una atajo y entra por en medio del bosque arriba, abandonando la pista, que se puede seguir sino se quiere seguir esta, de este modo se desemboca ante la Venta de Coro.

Entronque Venta Coro y Desvío de Moratín 5.9 km. 179 mts.Alt.

     

Desvíos de Venta de Coro y Moratín

El camino nos deja ante la carretera AS-332, en el lugar de la Venta de Coro, se sigue con cuidado por la  carretera adelante, sin arcén unos 100 mts., para tomar  a la izquierda el desvío que se nos abre y que nos lleva a las casas de Moratín.

    

Lavadero  y fuente Moratín

Un estrecho carril asfaltado, que nos ofrece al poco de entrar en él, un renovado  lavadero  de Moratín con su fuente manantial. Se sigue por el camino principal dejando los desvíos hacia el nucleo  de Moratín, para ir subiendo carril arriba hasta un caserío cuyo acceso  se deja ya que va a Cuetobaxo, nuestro Camín de Covadonga vira en redondo a la izquierda, para tomar una estrecha senda   con tramos enlosados

Entronque carretera AS-332. 7,2 km. 300 mts. Altt

   

Entronque con carretera de Coro a Breceña y Breceña 

El sendero  da paso a un camino más ancho que desemboca a su vez  en la carretera AS-332 antes de llegar a la aldea de Breceña, a cuyo nucleo urbano se sube por la carretera adelante (sin arcén) para cruzar todo el poblamiento no perdiendo de vista su escuela campanario c cuyo pie se pasa en dirección a la carretera ya citada por la cual se sigue hasta el desvío que encontraremos una vez hayamos dejado atrás la aldea de Breceña.

Ahora en Breceña se cuenta con un alojamiento nuevo Albergue El Colmado

Escuela de Breceña y una remozada Capilla de Ánimas.

Desvío de Buslad. 8,9 km. 338 mts Altt.

   

Al pie de la carretera AS-332,  quedando Breceña a nuestra espalda se llega al desvío de Buslad.  Se gira a la derecha para entrar en dicho carril asfaltado  que nos lleva tras caminar unos 600 metros, hasta el centro mismo de la aldea de Buslad, donde concluye el acceso  rodado, y a cuyo nucleo llega tambien el sendero de Los Molinos del Profundu

.

Buslad y sus elementos

Nada más llegar a las primeras casaa a nuestra espalda se haya la ermita de Buslad, por cuyo margen izquierdo sube un camino que pasa por encima de una fuente-depósito, ese es el camino que tendremos que tomar, el cual pasa a la vera de la picorota del monte del Tandión con el vértice geodésico que marca la frontera entre Buslad y el pueblo de Sietes.

Camino carretero  en leve ascensión, con algún que otro repecho, que nos da vista sobre la vertiente cabarnesa de los montes de La Soma y el pico  Peñacabrera , tras un buen tramo subiendo se llega al renombrado pueblo de Sietes.

Sietes. 11,2 km. 466 mts.Altt.

    

Barrios de Sietes.

El camino nos deja ante el barrio alto de Sietes, se sigue la trazada  por la aldea adelante  hasta desembocar ante su asombrosa iglesia renacentista,  hermética como ella sola, se levanta bajo la advocación de San Emeterio.En su u portada  consta en la inscripción fundacional : “Esta Iglesia mandó hacer el vachiller Fernando Suárez / año de 1555». Perras tenía el susodicho bachiller en letras para levantar a modo morada ultima esta especie de iglesia fortaleza. Se habla de un señor que batalló con los afamados Quiñones…

La portada reúne cuestiones interesantes para una iglesia:  soles  y estrellas, extrañas figuras y hasta un orondo pantocrátor, y alguna otra cosa curiosa como la cruz que remata la portada, ya el santo patrón  San Emeterio, dejó  también su huella entre  los esotéricos zapateros mansoleas  de Pimiango, al pie del Monasterio de Tina.

Elementos de la portada de la iglesia de San Emeterio de Sietes.

A nuestra espalda la iglesia renacentista y el parte del pueblo de Sietes

A lo renombrado del pueblo por sus famosos hórreos, le llegó la fama estratosférica  por la promoción que hizo en su día  la gigante empresa Microsoft al utilizar este pueblo como plataforma de lanzamiento publicitario de su  programa Windows 7.   

 

 

 

 

 

 

 

Las capillas de ánimas  y la señalización de la zona como Camín de Covadonga

Vamos dejando el pueblo atrás, para tomar y  cruzar la AS-332 para entrar en  el barrio de  la Escuela-Casino que tantas remembranzas indianas tiene, pues fueron los oriundos  de este pueblo, como tan familiar fue en Asturias, que emigrados a Cuba y México y otras latitudes  ayudaron a modernizar los pueblos con escuelas, lavaderos, etc , y Sietes no fue menos en verse premiada con la acción de sus paisanos emigrados.

     

Huella de los Indianos

Una vez se cruza la carretera se sube hacia la zona de Caotaraxu para pasar por otro pequeño nucleo o barrio como  es Perviyao, para volver a la carretera  AS-332 y sin otra opción cubrir los cuatro kilómetros que nos separan  del piloñes enclave de Anayo.

No hay otra opción por Llares, se cruza el límite municipal entre Villaviciosa y Piloña, y durante aproximadamente una hora transitamos por un lateral de la carretera  AS-332 que lleva a Anayo

.    

Vistas camino de Anayo, a la izda. la Sierra del Sueve, y la llegada a Anayo

Anayo. 16,3 km. 455 mts. Altt.

Anayo y vistas desde el poblamiento sobre la sierra de Peñamayor

Anayo es punto central de la ruta, algunos la concluyen aquí su etapa  y otros bajan a Borines , que es donde  a veces se sitúa el final de la segunda etapa. En todo caso Anayo, como punto alto del recorrido nos permite ver en toda la dimensión los valles prelitorales piloñeses.

En Anayo, podemos repostar hasta incluso ver si nos pueden sellar la Credencial de peregrino, aunque esto es una modalidad un tanto rara en los entornos y contornos de los Caminos de Villaviciosa, además que no hay albergues, por lo cual dicho documento no es más que un motivo referencial para el recurso, aunque esa desidia en cuanto a tener el detalle de contar con un tampón, que  a la vez hace de cuño publicitario, hace que tengamos que plantearnos la idea y el concepto dentro de cierto sector, como de la restauraciçon, y como es el caso de Anayo, cuyo bar -restaurante  vive en buena parte  de los romeros que van a Covadonga, y que serían los primeros que deberían tirar con cosas como esta, que no suponen un alto coste y que demuestran sensibilidad.

Peregrinos y ciclistas romeros a Covadonga

Respostados del cansancio en el bar de la zona, toca volver al camino, y se hace en dirección a la Retuerta, casería a la que se llega a través de la AS.332  que desemboca a su vez en la AS-258. En ese entronque  el camino  a seguir  es por la izquierda de la nueva carretera por la cual se camina  un  tramo.

   

Desvío por la AS-258

Camino de la Retuerta. 18 km. 416 mts. Altt.

Tras un tramo de cerca de un kilómetro por la AS-258, encontramos el pequeño desvió a la derecha que entra hacia atrás, y que va al caserío de Retuerta, pronto las señalizaciones más o menos artesanales, nos van indicando el camino a seguir, aunque en el caso de los dos caminos existentes nos llevan al mismo sitio

 

Desvío a Retuerta y señalización del Camín de Covadonga.

Tras los tramos de asfalto citados que nos llevan valle abajo, encontramos el desvío de la Retuerta, el cual queda a la derecha de la carretera AS-258, y por el nos metemos, por caminos de tierra que buscan el citado caserío, caminando entre prados de siega que nos permiten ver la Sierra de Peñamayor, y debajo nuestro el pequeño valle de la Cuesta Villar. Es un tramo bonito y en descenso hacia los barrios  de Brixón y La Cuesta

Se va bajando al lo fondero del valle obteniendo bellas vistas sobre el valle de Borines  y sus casas, y a que se cruza el barrio de San Martín de Borines

 

Caseríos  e Iglesia  San Roque de Borines

Entronque Carretera Borines. 20,3 km. 156 mts. Altt

Los dos kilómetros de bajada hacia lo fondero del valle de Borines, nos da  bonitas vistas también sobre la Sierra del Sueve , que casi tenemos al alcance de la mano, al igual que acercarnos a las viejas instalaciones y lo que fue el balneario de Borines  (1829)y hoy rico manantial  que surte a la empres Aguas de Borines, nacida en el siglo XIX de la mano de Pedro Arto, cirujano Vallobal, que descubre  la fuente de aguas bicarbonatadas sódicas y sulfurosas en el manantial Victoria,  que quedan fuera de nuestro trazado, pero merece la pena al llegar al entronque con la AS-358, retroceder por esta carretera como  1,3 km para poder observar como en un recóndito valle  como este se pudo dar iniciativas de esta talla, un bello balneario  de tres plantas y el chalet del propietario, edificaciones con un cierto estilo francés.

Balneario de Borines

Foto de las viejas instalaciones balnearias. Foto; Página web Aguas de Borines.

Una vez  vistas las instalaciones se reemprende la marcha carretera abajo,  pasando por el pueblo de Vallobal camino de Miyares. Será este un caminar por el margen de la carretera si apenas protección, se carece de arcén, aunque no es que el eje tenga mucha circulación, pero habrá que tener cuidado.

Se pasa por Vallobal, donde se sabe que hubo una hospital de malatos tuvieron refugio entre los siglo XIII y XVIII, un poco más adelante nos encontramos con el cementerio de Miyares, que bien merece un vistazo, para ver in situ las singularidades funerarias de los pueblos por los que pasa el Camín de Covadonga.

Cementerio de Miyares

Desvío de Miyares. 23 km. 182 mts. Altt.

Hasta Miyares habremos caminado otros largos 3 kilometros, pasando a la entrada por delante del viejo palacio de  Omedal, conocido como el Palacio de los Villa o Torre de Miyares de finales del siglo XVI,  y mandada construir por Juan Francisco de la Villa Estrada, juez noble  y ordinario del Concejo de Piloña

. 

Miyares

Tiene bellas instantáneas de  Miyares el  blog de la madreña caleyera (ASTURGEOGRAFIC).

En Miyares el Camin de Covadonga, abandona no el asfalto, porque seguiremos pateando la brea hasta casi cruzar  la Nª- 634, pero al menos nuestra ruta ira surcando  al sureste por carriles asfaltados más tranquilos.

  

De Miyares se sale dejando atrás  la AS-358 para entrar por un carreterita local hacia la aldea de Estada, teniendo casi que al alcance de la mano el Palacio de Cutre, que veremos reseñado en algún momento de la ruta, la cual se va retorciendo  por entre prados y caseríos, teniendo que hacer algunos giros que en general están señalizados

Entronque carretera PI-11. 24, 5 km. 157 Altt.

Tras dejar atrás lo grueso del poblamiento de La Goleta se entronca con la carretera local de Piloña  (PI-11) por la cual se  sigue de frente, pasando por delante de las antiguas escuelas de La Goleta, y sin arcén subir hasta otro nuevo desvío.

   

Escuelas de la Goleta

Desvío de Brez 25,4 km. 193 mts. Altt.

Tras un kilómetro andando por el margen de la PI-11, en la cual habrá que extremar las precauciones, se cruza la carretera concejil, para entrar en otro eje local  que  nos va aportando las vistas sobre la sierra que se asienta sobre  Llames de Parres.

Ahora es un caminar por el carril asfaltado que nos aporta distintas vistas sobre los pueblos y tierras de Parres, será un caminar donde los pueblos quedan lejos de nuestra pasar   como La Espilonga, o Sorribas, se cruza eso sí los pequeños núcleos  de el Cotal y la Torre, pero apenas si  habrá algo que reseñar salvo el impresionante plafond de fondo que tenemos a los cuatro costados.

Cruce  Nª 634- 29,4 km. 84 mts. Altt.

Tras empezar a bajar hacia La Ferrería, se llega a la altura del Circuito de Kart de Parres, y en ese punto se cruza la carretera Nª 634  para salir a El Puente, vieja explanada por la cual debemos entrar para cruzar el río Piloña yendo hacia el apeadero de la zona, teniendo que cruzar la vía del FEVE a “pelo”  para coger un empinado sendero, muy tapado de vegetación que nos sube a Villar de Huergo.

Indicar que antes de este cruce en Cçua, tendriamos a la  mano izquierda el viejo Camino de Santiago / Camino de los FRancos, o de Francia que se iria desde Cúa al Este hacia La Viña y Fontaniella, subiendo luego   hacia la aldea de Cuadroveña para dejarse caer de este modo a Arriondas, de este modo se podría tomar luego el carril peatonal que une Arriondas con Cangas de Onís, lo cual en parte es un atajo histórico de facil caminada, aunque ello significa perdernos lo interesante del Camino de la Reina.

Punto en la Nª 634 Pista de Kart y cruce del rio Piloña

El sendero tras cruzar la vía del FEVE pasa por el lateral derecho de este edificio, por detrás de los arboles que se ven en la foto. Es un paso delicado por el paso de ferrocarril FEVE , y porque la zona esta muy tapada de vegetación.

Casona ante el apeadero de FEVE

Tras el sendero se llega a las primera casa de Villar de Huergo, donde ya las señalizaciones nos van indicando la dirección a  seguir, aquí hay que tener cuidado pues nos topamos con la señalización del GR -109 Asturias Interior, señalizaciones metálicas granates que viene de Panes y va para Oscos, o sea que debemos estar atentos cvual es nuestra dirección , en este  caso hacia Cangas de Onís.

Villar de Huergo 

Hasta LLames de Parres , encontraremos también la señalización del Camín de la Reina, curioso proyecto también denominado Camin Real de Vibaño, que en 1858 fue recorrido por Isabel II y su marido Francisco de Asís, que iba de peregrinación a Covadonga, por este real trazado que se dice ya venía de cuando la Legio VII andaba por estos andurriales astures, dicen las retorcidas lenguas que  delante de los monarcas, ibas los lugareños segando la sebe, a buen seguro que como hoy , eso es algo común en Asturias, donde la vegetación y el abandono lo come todo. AL final se ha recuperado dicho camino y se ha señalizado y eso nos irá ayudando a encaminarnos hasta nuestro destino final en Llames de Parres,  eso sí teniendo como referencia la carretera Nacional 634, y el río Piloña, que quedan a  nuestra izquierda y unos metros de cota más bajos..

.

Señalización del Camin de la Reina

Iglesia de San Martín de Escoto

Llames de Parres 32, 6 km. 136 mts. Altt.

Tras caminar por los recovecos que nos va marcando el trazado del Camín de Covadonga , que por encima de Soto de Dueñas, hasta cruzar el arroyo Carrocea, se cruza la carretera  PR-3 y se sigue por la pista denominada de Los Perales, nos vamos acercando tras algunos repechos  hacia el barrio del Caspio  ya muye cerca de nuestro destino final que es LLames de Parres, ni que decir de los impresionantes vistas que tenemos, aunque después de 32 km hay pocas ganas para contemplaciones, pues todavía hay que buscar acomodo y cenar , y Llames de Parres no es que ande muy sobrado de todo ello,

   

 No es que la zona esté muy dotada de equipamientos, y todo depende también de la época.  Recomiendo la pagina del Principado de Asturias, para el tema de los alojamientos y hostelería https://www.turismoasturias.es/

Victor Guerra